martes, febrero 27, 2007

Repetir el plato

Existe una tendencia natural de los peruanos a "repetir el plato" cultural y socialmente hablando. Puede ser un presidente corrupto, una congresista fujimorista, un alcalde amarillo o un entrenador de fútbol ciego y así tantos otros... Qué se yo!. Ahora vemos a Luis Alva Castro al frente de uno de los ministerios considerado de los más corruptos del poder ejecutivo. Pero mañana quizás ya no lo veremos cuando no esté dispuesto a hacer del muertito de las prontas locuras del presidente. Pero pasado mañana es probable que vuelva a estar allí como si nada hubiera pasado.

Pilar Mazetti también fue un plato repetido. Cocinada en un gobierno anterior, había logrado ganarse el respeto por un aroma de líder eficaz capaz de poner orden y solución a los problemas más importantes de la administración pública. No obstante, para este nuevo periodo, era necesario dejar que se calentara un poco de tiempo más de lo debido en el microondas aprista para que saliera con cierto sabor chamuscado. Y así sucedió.

Otro plato repetido es Rafael Rey al frente del Ministerio de la Producción haciéndole la guerrita santa al afligido Ministerio de Trabajo. La ministra ya no sabe que hacer para contener las energías tan bien encauzadas para causarle daño. Es probable que en cualquier momento se encuentre como agriar bastante bien la ley general del trabajo para que se sustente la posibilidad de sacar de la mesa a la empalagosa Susana Pinilla.

El TLC con USA va a ser un plato repetido. Un refrito. No es justo que a Mercedes Aráoz se le obligue a seguir al frente del Mincetur por el puro gusto de refritar sus cualidades altamente técnicas. Cuál va a ser su papel cuando se vuelva a tocar el tema?. Cada día que pasa se va haciendo más difícil firmar un TLC con ellos. He visto las discusiones tan acaloradas que tienen los gringos por usar esa expectativa (la de aprobar el TLC) como una herramienta para que países subdesarrollados como el nuestro estén dispuestos a mejorar los estándares laborales. Pero los empresarios no quieren tomar esas vitaminas y harán lo imposible para que nuestro gobierno haga finta de una reforma laboral inclusiva. De lejos, prefieren el tacutacu de ventajas facilitadas por el fujimorismo para no pagar un sol más a los trabajadores. Quieren al "cholo barato" como decía otro cholo aburguesado. Entonces no habrá caso. Mechita tendrá que salir sin brindarnos un nuevo entrecruce de palabras (ops!) con la otra Meche. Y entonces vendrá una nueva estrella sacada del freezer para alumbrar en el ministerio.

Este fue el primer gabinete presidencial que tenía varias mujeres con un alto perfil técnico. Pero parece ser que varias de ellas terminarán con mucha sal o carbón encima por trabajar con un presidente galán y showman en exceso. Hay otros platos que repetir, pero ojalá que sean esporádicos y no tan ruinosos como en el pasado. Lo digo por el plato más pesado que estamos repitiendo todo el Perú: Alan García. Todavía retumba ante mis ojos la cita del 18 brumario: "Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y la otra como farsa". Cuanta sabiduría parece encerrar estas palabras.

En unos minutos me voy a almorzar. Se me antoja un pollo a la brasa como el dia de ayer, pero haré el esfuerzo por comerme un buen lomo saltado que no disfruto desde hace un par de semanas. Provecho!

No hay comentarios.: