miércoles, agosto 08, 2007

Carreteras mojadas

Ya son varios los accidentes de carretera que se están dando en nuestro país. Estos han tenido consecuencias lamentables no sólo porque han muerto varios artistas del folklore nacional, sino porque en general hay muertos y heridos que pudieron haberse evitado.

Por cada uno de estos accidentes debería costearse cuál es la pérdida económica que estas acumulan donde debe incluirse aparte de los costos directos del accidente, los costos de recuperación de la salud y el bienestar físico, la pérdida de productividad por los días no laborados, entre otros costos indirectos sociales.

Para darme una idea particular sobre cómo evoluciona este fenómeno en nuestro país visité las páginas web del Ministerio de Transportes y de la Policía Nacional del Perú. Sólo en el primer sitio encontré información actualizada hasta el 2006; pues en el segundo, fuera de las notas de prensa que indican que la PNP les brindó los datos relativos a lo que va del año, sólo encontré información rotulada al 2005 que en la práctica corresponde al 2003.

El gráfico a continuación relaciona el número total de accidentes de tránsito (fatales y no fatales) a nivel nacional versus el número de víctimas totales (fatales y no fatales) en el mismo ámbito. He establecido una tasa de cuántas víctimas hay por cada 100 accidentes y luego he discriminado las cifras según sexo y según muertos y heridos. Las cifras revelan que esta tasa ha aumentado rápidamente a partir del 2001 y que esta no se ha detenido hasta el 2006. De todos los ratios, la que ha tenido una mayor velocidad de crecimiento ha sido la de heridos lo que significa que estamos afrontando un problema de salud pública importante.

Ojalá que las cifras del 2007 sean reveladas a tiempo para que podamos evaluar el impacto del plan Tolerancia Cero, que hasta esta fecha pareciera dar indicios que tiene CERO de calificación por su presumible baja efectividad en cambiar el sentido de la tendencia arriba explorada. Espero equivocarme.

Por lo pronto, bien valdría la pena revisar las estadísticas de las principales causas atribuidas a los accidentes. Según los datos presentadas por el MTC al 2006 tenemos el siguiente ranking:


Más del 60% de las causas son atribuibles al conductor. Así que, lo que falta es mano firme en el control de estos problemas. Parecer ser que la mayoría de conductores parece cantar inconscientemente la canción de Christian Meier...
A más de cien, contando las luces para volver...
...
Dos mil cigarros, y mil cervezas en la cabeza
alucinando, que el auto se eleva por la maleza,...
y si mi destino está en ese camino me lo llevaré...
...
Carreteras mojadas, nieblas heladas
otra vez estoy manejando en la madrugada
con el temor de ser, o lo que pueda ver
seguiré manejando hasta la mañana...
...
Ya es madrugada, casi las cuatro de la mañana,
cayendo solas las almas que en vida eran desdichadas,
!perdóname! fué sin querer
...
Carreteras mojadas de sangre...




No hay comentarios.: