miércoles, agosto 22, 2007

Celulares y accidentes de tránsito

Un estudio realizado por dos economistas de la Universidad de Berkeley (Bhargava y Pathania, julio, 2007), señala que no se ha encontrado evidencia (pdf) que relacione el incremento del uso de celulares con un aumento en los accidentes de tránsito.

Este resultado contradice estudios previos que afirmaban que el uso de estos dispositivos incrementaba hasta en 4.3 veces el riesgo de ocasionar un accidente de tránsito lo que sirvió para formular legislaciones de tránsito que prohibían su uso por conductores, aún con manos libres, en todo el mundo inclusive en el Perú.

El experimento se realizó induciendo un aumento en el consumo de telefonía celular de conductores introduciendo ofertas de precios en horas de tránsito específicas por varios años consecutivos. Luego se documentó si en los periodos que se aplicó la oferta aumentó significativamente la tasa de accidentes de tránsito. Aunque si hubo un aumento significativo en el consumo de llamadas telefónicas por celular, no se evidenció un aumento significativo en la tasa de accidentes.

Los resultados obtenidos, de acuerdo con los investigadores, no necesariamente contradicen los arribados por estudios previos dado que sus respectivas muestras pudieron estar sobrerrepresentadas ya que existen riesgos sustitutos de igual peligro que no han sido medidos como por ejemplo, conversar con el copiloto, o el pasajero si es un taxista, o escuchar música.

Esto no quiere decir que el uso de celular mientras se maneje deje de ser un peligro real. Los investigadores afirman, en eso sentido, lo siguiente (traducción libre, pág. 44):
Esto simplemente implica que el uso actual de celulares por los conductores no parecen causar un aumento en los choques. Puede pasar que los conductores que usan estos dispositivos compensen la distracción adicional manejando más cuidadosamente. [...]. Por último, creemos que estos hallazgos deberían renovar el interés en la investigación empírica examinando los efectos del uso de teléfonos celulares, y posiblemente, reabrir las discusiones sobre opciones de política sobre los costos y beneficios de regulaciones donde el diálogo se ha estancado.
¿Alguien ha probado esta hipótesis en nuestras calles como para que la prohibición respectiva siga vigente a pesar del evidente incumplimiento de parte de nuestros conductores?



1 comentario:

Fredy dijo...

El tema de los accidentes de tránsito producidos por conductores utilizando los teléfonos celulares, es un tema de nunca acabar; cuando hablan del tema yo prefiero tomar en cuenta lo que nos enseña la lógica sobre las verdades relativas, es decir, le damos una validez a posteriori hasta que se demuestre lo contrario, al final de cuenta el tema visto en su fondo y no es su forma, es el que menos personas mueran en accidentes de tránsito, asi como encuentras artículos que respaldan el hecho de que un tema no tiene nada que ver con el otro, hay otros artículos con sus respectivas pruebas y/o experimentos que demuestran lo contrario. Finalmente como conductor, cuando suena mi teléfono prefiero orillarme en la calzada o no contestar el teléfono hasta llegar a mi destino final, quiza, pueda estar salvando mi vida o la de otra persano, ya sea conductor o peatón.
Fredy Cespedes