viernes, agosto 17, 2007

La distribución de la ayuda

Una nota periodística del Diario El Comercio nos muestra que según la APCI la ayuda oficial llegada para atender a los casi 85 mil damnificados por el terremoto del 15 de agosto último asciende a 40 millones de dólares.

El anterior monto representa aproximadamente un 6.6% de las exportaciones totales de esta región en el 2004 y casi 2 veces el monto total de transferencias del gobierno central a esta región el mismo año, por conceptos como canon minero, pesquero, forestal, Focam, regalías, Foncomún y los programas sociales.

En términos per cápita, esto es tomando como base los damnificados, la donación equivale a un poco más de US$ 471 por víctima, casi la quinta parte del PBI per cápita 2004 de la región (ppt, MEF) y 1.5 veces el ingreso mensual de un ciudadano promedio de la región.

A pesar de la notable importancia de la ayuda recolectada, nos queda claro que la principal deficiencia del rol desempeñado por el Estado ante esta crisis es la distribución. La siguiente nota es por demás ilustrativa:
Luis García Panta, enviado especial de El Comercio a esa localidad, explicó: "En realidad la ayuda ha llegado, pero el problema es la distribución. Hay desorden, la gente se desespera porque no tiene qué comer ni con qué vestirse en este momento. Hay municipalidades, como las de Miraflores y Puente Piedra, que han brindado víveres a los damnificados, pero es tanta la gente necesitada que los reclamos se repiten permanentemente. Defensa Civil solo ha informado que ya llegó el apoyo, que todo se va a repartir con calma en las próximas horas, pero el desorden en la distribución es muy grande. Y se han producido saqueos en algunos lugares porque la gente no come desde hace dos días".
Ojalá que la gestión estatal y privada de la crisis y la ayuda mejore, porque las estadísticas de desastres y sismos son cada vez más frecuentes en nuestro país.

No hay comentarios.: