martes, septiembre 25, 2007

Oro y terremoto hacen caer exportaciones

De acuerdo con el blog de Invertia.com, las exportaciones peruanas, luego de 65 meses imparables de crecimiento, cayeron en más de 230 millones de dólares con respecto al mismo mes que el año pasado. Este comportamiento inusitado se encuentra explicado por lo siguiente:
Las menores exportaciones de oro y el sismo del 15 de agosto habrían contribuido con este retroceso pues Cajamarca fue el departamento que registró la mayor caída (-52.9 por ciento) e Ica también experimentó una reducción significativa (-47.4 por ciento).

[...]

Cajamarca fue el departamento que registró la mayor caída (-52.9 por ciento) ante la menor producción de oro, mientras que Arequipa experimentó un acentuado crecimiento (762.6 por ciento),lo que se debería al incremento en la producción de la Sociedad Minera Cerro Verde.

Ica, departamento azotado por el terremoto, sufrió una caída en sus exportaciones de 47.4 por ciento toda vez que sólo vendió productos por 66 millones de dólares.
Me queda claro, que la crisis económica de nuestro país recién se está manifestando como resultado de la menor demanda de USA y varios países europeos. También me queda claro que es necesario no sólo diversificar la cartera de inversiones mineras, como pretende realizar torpemente el gobierno sin proponer medidas que hagan redistribuir mejor los beneficios del crecimiento del PIB minero, si no también, evaluar la implementación de un conjunto de políticas recomendadas durante el discurso de Rodrigo Rato, director gerente del FMI, dado aquí en Lima:
8. En la lucha por la equidad, los gobiernos tampoco deben descuidar la inversión, que es esencial para el crecimiento. El gasto de capital ha disminuido como porcentaje del gasto público total en los países de América Latina. Una de las razones podría ser la privatización, pero los aumentos previstos de la inversión del sector privado en su mayoría no se han concretado. Cabe entonces preguntarse si la combinación de leyes tributarias y políticas de gasto público en sectores clave genera un incentivo suficiente para la inversión. Por ejemplo, en el sector de la energía la región goza de abundantes recursos naturales, pero se necesitará mucha más inversión para explotarlos. Por lo tanto, es importante crear un entorno que ofrezca a los inversores públicos y privados rendimientos competitivos bajo condiciones estables de mercado, y que cree estabilidad para los contratos y procesos claros de solución de controversias. Pero también la inversión pública debe reforzarse. Los nuevos márgenes fiscales requieren de una mejora en la eficacia de la programación de la inversión pública.






No hay comentarios.: