jueves, septiembre 13, 2007

Para que funcione el Estado...

... deben cumplirse las siguientes cinco condiciones formuladas por Francisco Miró Quesada en su rincón del diario El Comercio:
  1. Mejorar la justicia,
  2. El manejo de la economía,
  3. La capacidad de los empleados públicos,
  4. Ser transparente y
  5. Resolver el problema de la educación.
Luego de hacer un balance del grado de cumplimiento de las cinco condiciones, el autor del artículo termina con una nota de pesimismo de que en el corto plazo se pueda solucionar el problema que acapara el quinto punto:
Pero desgraciadamente hay un problema cuya solución demanda un tiempo excesivamente largo, a pesar de que es el más importante de todos: la educación. Todos sabemos lo que ha sucedido. Primero, la incalificable demora --producida por la resistencia del Sutep dominado por Patria Roja-- a que los maestros estatales fueran evaluados. Y ahora la total ineficiencia de los maestros del Estado, que no pueden lograr que sus alumnos tengan comprensión de lo que leen. Ni siquiera ellos mismos la tienen, con algunas excepciones, claro.

¿Cuánto tiempo demandará superar esta situación? ¿Cómo saberlo? Pero el hecho cierto es que para lograr que los actuales maestros logren salir del marasmo en que se debaten habrán de pasar muchos años. Porque para mejorar su actual estado deberán recibir un largo entrenamiento. Y si son reemplazados por otros, seleccionados cuidadosamente, el tiempo de la puesta al día habrá de ser bastante largo.
En mi opinión no es un problema del que deba ser responsable únicamente el Estado. Es necesario que se empuje el carro de la educación desde todos los frentes: el Estado, la Empresa y la Sociedad Civil, porque queda claro que, su desatención férrea y sistemática, ha hecho que la política educativa de nuestro país se convierta en un vehículo de exclusión de los más pobres en nuestra sociedad.

No hay comentarios.: