jueves, julio 31, 2008

Consenso de economistas peruanos: eliminar el subsidio a los combustibles

Como nunca antes, percibo que hay un creciente consenso de buena parte de los economistas peruanos sobre la necesidad de eliminar el subsidio a los combustibles. Acá una breve recopilación de algunas de estas razones que permitirían, eventualmente, formular una declaración conjunta para que el MEF tome de una vez por todas, la decisión de eliminar este Fondo:
Humberto Campodónico (La República, 8 de junio de 2007)
Paguemos por los combustibles lo que realmente cuestan y que no nos estafen con la "paridad de importación" ni sangren al fisco con el Fondo de Compensación... a las refinerías.
Jorge Gonzáles Izquierdo (UP-CIES, 31 de julio de 2008)
... si bien ayuda en el corto plazo a reducir la inflación al consumidor, en un contexto de alza sostenida del precio mundial del petróleo el subsidio se hace insostenible en el tiempo por lo que más tarde o temprano tendrá que ser levantado con la consiguiente presión inflacionaria que ello ocasionará. En conclusión, el gobierno debe implementar la decisión de ir reduciendo gradualmente el subsidio a los combustibles hasta su completa extinción. La asignación de recursos públicos mejorará por el bien del país.
Carlos Herrera Descalzi (El Comercio, 28 de mayo de 2008)
... nunca se debió subsidiar [al petróleo], pues el alto precio del petróleo es un aviso para todo el mundo de que no se puede seguir consumiendo en esas magnitudes, y que hay necesidades de un cambio. Estos precios altos (de los hidrocarburos) inducen al uso de energías renovables y de energías alternativas, que no eran viables anteriormente porque competían con el petróleo.
Carlos Adrianzén (El Comercio, 01 de junio de 2008)
No hay nada más peligroso para un país que, en un contexto en el cual el precio del petróleo rompe toda proporción, se mantenga una situación artificial [el Fondo de Estabilización].
Kurt Burneo, Actualidad Económica, 18 de Enero de 2008
Si bien esto [el Fondo de Compensación de Combustibles] ha permitido que transitoriamente la inflación no sea mas alta (los combustibles explican el 2.477% de la canasta de consumo referencial, con que se mide el Índice de Precios al Consumidor), el caso es que este precio artificialmente bajo de los combustibles también promueve la expansión de una serie de costos –no compensados- para todos.
[...] la existencia de este subsidio a los combustibles cada vez mayor, incrementa esta distorsión [... ] se requiere también disminuir estos costos para todos [...]
Eduardo Morón, El Comercio 17 de julio de 2008
Desde el escenario local la inflación nacional (no sólo la de Lima) ya superó la marca del 7 por ciento y es cada vez más claro que el tema de la inflación es el tema de preocupación del gobierno. La inflación reduce poder de compra en especial a los sectores pobres urbanos y eso tiene graves consecuencias políticas a través de una reducción en la aprobación del gobierno y en un aumento significativo de la conflictividad social. Según los cálculos del BID se estima que la tasa de pobreza en el Perú habría crecido más de 3 puntos porcentuales por el tema de los precios de los alimentos. Lo más preocupante es que tenemos esta inflación sin haber hecho aún el ajuste de los precios de los combustibles. Cualquiera que circula por Lima a las 6pm se dará perfecta cuenta que no pareciera que se hubiera reducido el consumo de combustible.
Guillermo Pereyra, Blog Microeconomía, 18 de marzo de 2008
Otro incremento sustantivo del precio y donde el Gobierno también ha intervenido, es el del petróleo. La cotización internacional ya está por encima de los 100 dólares barril, pero el efecto de este precio no se siente en el Perú. ¿Por qué? Porque el Gobierno está invirtiendo miles de millones de nuevos soles para sostener un precio artificialmente bajo de los combustible. Pero, curiosamente, a la vez que el Gobierno mantiene los precios de los combustibles artificialmente bajos, llama a la población a cambiar este patrón de consumo. Hay que cambiar la matríz energética dice Alan. Pero ¿por qué vamos a cambiarlo si los combustibles son baratos en el perú?.
Bruno Seminario, Diario Gestión, 2 de abril de 2008
El Fondo de estabilización del precio de los combustibles se creó para impedir que las fluctuaciones en los precios internacionales del petróleo provocaran fluctuaciones en la inflación interna, para financiar los aumentos transitorios en los precios del petróleo, no fue concebido para dar subsidios permanentes. Y además el Gobierno también anuncia subsidios... Si, al precio de los alimentos y también un fondo de estabilización para el precio de estos productos. Estas políticas no funcionan.
Pablo Secada, La República, 17 de marzo de 2008
Para ello [expandir el Programa Juntos] se deberían utilizar los recursos del Fondo de Combustibles, que debe ser eliminado, pues subsidia a todos los peruanos y no todos requieren ello.
Jorge Manco Zanconetti, 15 de mayo de 2008
Por lo tanto, es una paradoja del mercado que con precios del gas sumamente bajos se tenga que abonar más de 35 nuevos soles por un balón de 10 kilos, y compensar todavía más a las empresas con el Fondo de Estabilización como es el caso de Pluspetrol. Por ello, debe haber una mayor regulación del Osinergmin para hacer más transparente la estructura de los costos, y las sobreganancias que estarían obteniendo algunos productores de GLP como Pluspetrol y en el caso de Petrotech indebidamente por las irregularidades cometidas al contrato del Z-2B y la Planta Pariñas.
Waldo Mendoza, 18 de enero de 2008
En lo inmediato, la empresa estatal Petroperú, en el uso de las atribuciones que le confiere la Ley, debe ajustar al alza el precio de los combustibles a niveles consistentes con el actual precio internacional del crudo. La empresa necesita generar los recursos que le permita, por ejemplo, financiar la necesaria modernización de la refinería de Talara. Paralelamente, deben derogarse las normas que crearon y extendieron la vigencia del Fondo, para detener el drenaje de recursos del presupuesto público que se viene observando. El Ejecutivo no debiera preocuparse por los efectos del alza de los combustibles sobre la inflación. No es su función. Esa función le corresponde exclusivamente al BCRP.
¿Estará dispuesto el actual gobierno a concretar esta recomendación técnica para lograr una mayor eficiencia productiva so pena de perder en popularidad una vez más por el sinceramiento de los precios internos?

No hay comentarios.: