lunes, julio 28, 2008

Perú Gourmet

La sección La última palabra de la Revista Somos #1129 recoge informalmente la muy sólida propuesta de desarrollo económico de Gastón Acurio, con las siguientes palabras:
Yo estoy en contra [del ingreso de semillas transgénicas]. No conozco mucho la teoría científica acerca de los transgénicos pero sí tengo clara la otra parte. Aunque tú me demuestres que lo transgénico no hace daño yo estaría en contra... porque el Perú es un país orgánico, con una biodiversidad muy grande, con una mega variedad de cultivos y no de monocultivos. La máxima del peruano debe ser: yo produzco una gran variedad de cosas, de una alta calidad y a un alto precio. Un producto escaso, de lujo, orgánico, exclusivo. El Perú debe ser una boutique para el mundo. Todo lo contrario a un país con millones de hectáreas de soya o trigo transgénicos, solo porque tienen un mercado grande en el mundo pero que a la larga condenan a un país a ser un exportador de materias primas.
Vale un Perú.

No hay comentarios.: