viernes, agosto 22, 2008

Inflación: un huracán desatado

Hace un par de días, Julio Velarde, el Presidente del Banco Central de Reserva, emitió las siguientes palabras ante la Comisión de Economía del Congreso:
La inflación es un problema global que viene afectando a la mayoría de países ante el aumento de los precios internacionales de los alimentos y el petróleo. “La inflación mundial es un problema muy fuerte, es un huracán que se ha desatado en el mundo” haciendo que la mayor parte de los países superen sus metas de inflación.
El oficio de prensa emitido deja en claro que las únicas herramientas clave para el control inflacionario, desde la autoridad monetaria, son: el aumento de la tasa de interés de referencia y el aumento del encaje (tanto en dólares como en soles). Estas han aumentado varias veces desde julio del año pasado sin evidencia de tener un impacto significativo en la senda creciente de la inflación (en el gráfico se muestra la relación entre el IPC de Lima Metrop. con la evolución reciente de los instrumentos de política monetaria).

Por otra parte, la teoría económica recomienda que la política monetaria debería coordinar con la política fiscal, es decir, en la práctica deben coordinar el BCRP con el MEF, para que en conjunto se pueda lograr una menor tasa de inflación. ¿Qué es lo que puede hacer el MEF? Unicamente intentar reducir el gasto y al parecer el debate de urgencia establecido es si decidir por una reducción del gasto corriente (que tiene un elevado componente en el gasto total) o reducir el gasto de inversión.

Por ello, la presentación del ministro de Economía (descargar ppt) hace énfasis en los siguientes puntos:
  1. Ahorrar más de lo que propone el Marco Macroeconómico Multianual. Revisando el Marco, (descargar aquí, pdf, p.139) se señala que para el 2008 este debería equivaler al 6.1% del PIB y para el 2009 sería de 6.4%. El cuadro 6 también propone un gasto corriente de 44.7 y 46.7 millones de NS para el mismo periodo respectivamente.
  2. Incrementar la calidad del gasto lo que probablemente lleve a implementar de una vez por todas la lógica del Presupuesto Por Resultados.
  3. No tocar el Fondo de Estabilización Fiscal el cual debe servir para el gasto social focalizado en aquel momento que la recesión toque a nuestras puertas.
Lo curioso de esta propuesta es que en ninguno de estos casos se propone una reforma tributaria que grave un poco más al capital para obtener fondos adicionales no sólo para enfrentar con una mejor posición a un eventual embate de la crisis internacional, sino también para poder gastar más en cuestiones estratégicas que demanda el desarrollo del país. No se aprovecha la oportunidad que nos brinda el aumento de los precios de los minerales para financiar las necesidades urgentes y de largo plazo del país. En vez de ello obtendremos un "ajustón de cinturones" y probablemente, nos encontremos atados de manos para financiar un aumento de la oferta de energía eléctrica necesaria para seguir creciendo más.

Respecto al gasto social sin embargo, el Ministro de Economía ha sido claro que no será tocado, así que los pobres, pueden estar tranquilos. Pero yo digo, serán los pobres de antes, los que no se preocupen porque los que vienen, por efecto de la recesión, apretarán también sobre el gasto público. Alan, para tratar de desviar la puntería de las protestas, le echará la culpa a los gobiernos locales, así que ya tiene como lavarse las manos de la situación.

No obstante, el gobierno de todas formas endurecerá su control sobre las protestas sociales porque probablemente sean cada vez más escandalosas reclamando por una mayor redistribución, acabando con la poca popularidad de la que aún goza don Alan García. Así las cosas, el riesgo de que la población reclame por un liderazgo alternativo, antisistema, aumentaría, complicando el clima para la inversión privada en nuestro país.

Es necesario que se realice una urgente reforma tributaria para que el rumbo de crecimiento, siga estable, para que mejore la redistribución, a pesar de la crisis inflacionaria en ciernes en nuestro país.

No hay comentarios.: