viernes, marzo 27, 2009

Razones para no rescatar a Doe Run

El Estado peruano está a punto de rescatar a la minera Doe Run. De concretarse, sienta un mal precedente para una economía de ingresos medios como la nuestra, por varias razones de peso:
  • No somos como los estados fiscales de Estados Unidos ni Europa. Nuestra recaudación fiscal es bastante reducida en términos tributarios. La presión tributaria (recaudación de tributos internos entre PBI) regional de Junín es más baja aún 2.2% (2007). En términos per cápita mensual esta apenas alcanza los 15.9 nuevos soles ese mismo año.
  • Elevados niveles de pobreza concentrados precisamente en las regiones altoandinas. En Junín esta alcanza al 43% mientras que su gasto percápita mensual apenas alcanza a 282.25 nuevos soles.
  • Los niveles de desigualdad son bastantes altos, la distancia del 10% más rico al 10% más pobre es de más de 5 veces.
  • Los niveles de contaminación son excesivos habiendo situado a la Oroya como una de las 10 ciudades más contaminadas del mundo (ver aquí en pdf). 
  • La economía de Junín tendrá una importante inversión minera de parte de capitales chinos los cuales podrían argumentar también algún tipo de ayuda para concretar la inversión. 
  • El Estado peruano acaba de emitir bonos de deuda por 1000 millones de dólares, y si comparamos el monto de rescate este casi representa el 10% de los recursos que se van a obtener.
Habría que averiguar si Doe Run ha pagado óvolo minero para decir que con al menos parte de su contribución al Estado se le está rescatando y no con los impuestos que todo el país paga por IGV.  Pero a estas alturas, está claro que el MEF esta aguillotinado pues tiene la presión de los empresarios para el Plan Anticrisis, tiene la presión de las IFIs para emitir bonos en vez de haber aumentado la presión tributaria en epocas de bonanza, y le vendrá la presión de la población cuando no tenga forma de seguir respondiendo a sus necesidades.

Pero lo que más me preocupa en esta intervención es el tema de la equidad. Los pequeños productores de las zonas altoandinas tienen tanto derecho a ser rescatados como los propios empresarios transnacionales. En el primer caso, el Estado peruano debiera incluir recursos a destinar en su Plan Anticrisis para este grupo antes que en el segundo que puede ser rescatada por su oficina central en Estados Unidos. Pero al parecer la jugada es como el Estado de un pais tercermundista como el nuestro va a salvar a esta filial de la transnacional para pagarle a la central en USA precisamente.

1 comentario:

runa dijo...

Bien Raúl!
Acabamos de hacer un cálculo: 75 millones divididos entre los 3500 trabajadores de la empresa son casi 21 mil 500 dólares por trabajador. Para tal caso, que la empresa quiebre y le den su rescate a cada obrero :D
Digo...