jueves, julio 16, 2009

El pato cojo

The Economist, quizás la mejor revista de economía y política del mundo, acaba de publicar un artículo que resume bien la actual coyuntura económica, política y social peruana. El texto califica al "pobre" Presidente García como "pato cojo". Veamos porqué (traducción no oficial):

Recomposición del gobierno peruano
Ganando tiempo
16 de julio de 2009
Un presidente impopular luce nuevos ministros

PRESENTANDO un gabinete renovado el 11 de julio, con siete caras nuevas entre 16 ministros, el presidente de Perú Alan García dijo que esperaba que esta fuera su última remodelación antes que su mandato de cinco años finalice en julio de 2011. No sólo nadie le creyó, sino que la mayoría de los expertos predicen que el gabinete del nuevo líder, Javier Velásquez [Quesquén], el tercero que toma el cargo en los últimos nueve meses, durará como jefe de gobierno sólo hasta finales de este año, o bien, con optimismo -hasta abril del próximo año, cuando la campaña para las elecciones se pongan en marcha.

El problema es que la popularidad del presidente se sitúa en torno a un triste 20% y las presiones, desde los escándalos de corrupción hasta los disturbios sociales, están creciendo. El mes pasado fue particularmente cruel. Las manifestaciones de los nativos del Perú que comenzaron en abril, irrumpieron en violencia el 5 de junio por la selva norte de la ciudad de Bagua. El número oficial de muertos fue de 33, con 23 agentes de policía entre ellos. Un agente de policía permanece desaparecido.

Fue la violencia la que condujo la recomposición del gabinete, después que el predecesor del señor Velásquez, Yehude Simon, se viera obligado a dejar el cargo junto con los ministros a cargo de la policía y las fuerzas armadas. El Sr. Simon pasó la semana entre el choque de Bagua y su caída de popularidad viajando por el Perú para hacer frente a una protesta tras otra: unos 273 hasta fines de junio, según la Defensoría del Pueblo. Por otra parte, de acuerdo con Perú Cámaras las protestas y huelgas durante el mes provocaron pérdidas de al menos US $ 295 millones.

Los problemas no han terminado. Tres días de protesta nacional precedieron a la recomposición del gabinete. El Sr. García afirma que sólo 50.000 personas, de las 29 millones del Perú, se lanzaron a las calles, pero los críticos dicen que el argumento es irrelevante. "El gobierno de Lima simplemente no escucha. Muchos de los conflictos en el país han sido creadas por decisiones basadas en lo que la administración quiere hacer y no lo que los peruanos quieren hacer ", dice Rómulo Triveño, presidente de la región de Ica, al sur de la capital. Mientras tanto, las estadísticas publicadas recientemente han registrado en el mes de abril el primer descenso mensual del PIB desde mediados de 2001 y el país ha sufrido sus primeras muertes por la gripe porcina. Esas muertes tuvieron un impacto político, un día después de que el Sr. García afirmara que su gobierno derrotaría la enfermedad, así como la crisis financiera internacional, para el final del año.

El Sr. Velásquez, al igual que el Sr. García, es miembro del partido aprista que gobierna en la actualidad. Ambos podrían sufrir por una decisión judicial que permite salir de la cárcel al sr. Rómulo León, un compañero aprista presuntamente involucrado en la corrupción, para cumplir arresto domiciliario. El sr. León es sospechoso de fechorías –que el niega- que provocó la primera gran reorganización del gabinete el pasado mes de octubre. Opositores huelen un encubrimiento, aunque no hay pruebas de ello.

Las malas noticias políticas tienen lugar en un contexto de buenas noticias económicas en general. A pesar de las últimas cifras del PIB que muestran una desaceleración del año pasado cuando hubo una tasa de crecimiento del 10%, el Perú seguirá siendo uno de los pocos países de América Latina que registrará un crecimiento positivo para este año. La inflación está disminuyendo rápidamente y el superávit comercial del país ha aumentado, superando los $ 1 mil millones para los primeros cinco meses del año.

Pobre señor García, entonces: su presidencia corre el riesgo de convertirse en unpato cojo prematuramente. Ya se han inscrito 21 partidos antes de las elecciones presidenciales que debían presentarse en 2011 y decenas más están tratando de reunir los 145.000 nombres necesarios para la contienda –entre ellos dos de las víctimas de la recomposición de la semana pasada, el señor Simon y el ex ministro de las fuerzas armadas, Antero Flores Aráoz.

Lea el artículo original en inglés en:




No hay comentarios.: