domingo, mayo 06, 2007

Midiendo el activo institucional peruano

Cada país posee un conjunto interconectado de atributos sociales, legales, comerciales, politicos y de infraestructura que, cuando son combinados efectivamente, ayudan a la economía a crecer y a mejorar al gobierno y la sociedad. Esto es lo que se ha definido en las nuevas teorías de desarrollo (no necesariamente nutridas de la economía) como el e-readiness (e-preparación ó preparación electrónica). Es una aproximación interesante a la medición del grado de desarrollo institucional de un país, en base a su capacidad de uso de las nuevas tecnologías de información y comunicación (TCI), que predeterminaría su éxito económico y social. La Economist Intelligence Unit acaba de preparar un ranking actualizado de e-readiness alrededor del mundo, en donde el Perú ocupa el lugar 51 de 69. Estamos una posición detrás de Venezuela, 7 posiciones atrás de Argentina, 8 de Brasil, 13 de México, y 21 posiciones detrás de Chile. Para sentirnos un poco mejor, estamos dos posiciones delante de Colombia, 8 posiciones mejor que Ecuador y nadie más con quien compararnos en América Latina. Como para salir decepcionado de esta lectura. No obstante, si exploramos con detenimiento los resultados de los indicadores parciales podremos ver algunas cuestiones interesantes que son evaluadas en nuestro país. Y con ello, no salir tan pesimistas.

En primer lugar, haremos una revisión de la metodología que se siguió para elaborar este ranking. Las dimensiones concretas que fueron tomadas en cuenta son:

  1. Conectividad e infraestructura tecnológica (20% de ponderacion): los criterios evaluados son penetración de banda ancha, de celulares, internet, computadoras personales, puntos de wifi, seguridad de acceso a la internet, e identidad electrónica.
  2. Ambiente de negocios (15% de ponderacion): los criterios evaluados en mas de 70 indicadores son el ambiente político, entorno macroeconómico, oportunidades de mercado, políticas orientadas a la iniciativa privada, política de inversión extranjera, régimen de cambios y exportaciones, régimen tributario, financiamiento y mercado de trabajo.
  3. Ambiente cultural y social (15% de ponderación) se toma en cuenta el nivel educativo, nivel de alfabetismo en internet, grado de emprendimiento, habilidades técnicas de la fuerza de trabajo, grado de innovación.
  4. Entorno legal (10% de ponderación) donde se toma en cuenta la efectividad del marco legal tradicional, legislación relacionada con la internet, nivel de censura, facilidad de registro de un nuevo negocio.
  5. Política de gobierno y visión (15% de ponderación) los indicadores se centran en la evaluación del gasto del gobierno en TCI como porcentaje del PIB, estrategia de desarrollo digital, estrategia de gobierno electrónico, procuraduría en linea.
  6. Adopción de TCI por parte de los consumidores y los negocios (25% de ponderación) gasto de los consumidores en TCI, nivel de desarrollo de los negocios electrónicos, nivel de comercio en linea, disponibilidad de servicios publicos en linea para ciudadanos y negocios.
El hecho que nuestro país se encuentre muy rezagado en este novedoso ranking es como añadir una raya más al tigre. Pero como sabemos, nuestro país, es aún un felino muy aletargado. Profundicemos, ahora sí, en los resultados desagregados por dimensión tomando en cuenta únicamente a los países latinoamericanos para comparar.

Puntaje total Conectividad e infraestructura tecnologica Ambiente de negocios Ambiente social y cultural Entorno legal Politica y vision gubernamental Adopcion TIC de consumidores y negocios
Chile 6.47 4.60 7.99 6.20 8.00 6.80 6.40
Mexico 5.86 3.55 7.06 5.20 7.40 6.80 6.20
Brazil 5.45 3.10 6.88 5.60 7.40 6.10 5.20
Argentina 5.40 4.00 6.21 5.60 7.15 5.40 5.20
Venezuela 4.89 3.75 4.57 4.60 6.60 5.75 4.95
Peru 4.83 2.70 6.20 5.00 7.40 5.10 4.40
Colombia 4.69 3.60 6.27 4.40 6.30 5.40 3.70
Ecuador 4.12 2.85 5.04 4.20 6.05 4.25 3.70

Fuente: The Economist Intelligence Unit

Desde el punto de vista del puntaje global, somos muy parecidos a Venezuela. Eso se explica por los puntajes similares obtenidos en el ambiente social y en el grado de adopción de TICs por parte de nuestras respectivas sociedades. Pero antes de realizar razonamientos desaforados para distanciarnos del hermano pais bolivariano prefiero analizar cada dimensión por separado.

Respecto al indicador de ambiente de negocios somos muy similares a la Argentina y Colombia. Nuestro rezago respecto al primer país se explica principalmente por la infraestructura tecnológica, mientras que nuestra principal ventaja respecto del segundo es la adopción de TICs. No obstante, tenemos un mejor clima para iniciar negocios que Venezuela y Ecuador. Por supuesto, Chile, nos lleva muy de lejos en esta dimensión.

Tomando en cuenta el ambiente social, somos muy parecidos a México quien nos supera notablemente en la conectividad e infraestructura tecnológicas y la adopción de TICs. Sin embargo, superamos con creces a Ecuador y Colombia.

En el entorno legal, me llama mucho la atención que no tenemos diferencia alguna con México y Brasil. Tampoco la diferencia es muy marcada con respecto a Chile (quien nos supera ligeramente) ni con Argentina (a quien superamos muy ligeramente). Esta sería una prueba de que no necesariamente el entorno legal es una precondición suficiente para el desarrollo económico y social. Es necesario, pero no suficiente.

La dimensión de la política y visión gubernamental es la que establece las mayores diferencias entre países. Quienes nos superan notablemente son Chile, México y Brasil. Nosotros apenas nos diferenciamos con Argentina. Pero superamos de lejos a Ecuador.

Por último, en el grado de adopción de TICs, Chile y México nuevamente son los que marcan el paso hacia adelante, mucho quizás. Brasil y Argentina tambien tienen lo suyo. Sin embargo Colombia y Ecuador se encuentran a la zaga de nosotros y por tanto penaliza su desempeño global.

De toda esta revisión podemos concluir que nuestras principales fortalezas se encuentran en el ambiente de negocios y el entorno legal; mientras que nuestras principales debilidades se ubican en la conectividad e infraestructura tecnológica, la adopción de TICs y la visión y política de gobierno. Estos últimos, no son desafíos pequeños. Pero es necesario que se tomen medidas al respecto para facilitar el desarrollo de nuestro país.

No hay comentarios.: