jueves, noviembre 01, 2007

La paradoja del presupuesto participativo

El fundamento teórico del Presupuesto Participativo es la teoría de la elección pública, como una expresión concreta de la agregación exitosa de los intereses individuales respecto de los bienes públicos que se perciben son los más necesarios para una determinada comunidad.

Respecto a esta idea, acabo de leer un ensayo contenido en el libro "Administración pública. El estado actual de la disciplina" de Naomi Lynn y Aaron Wildavsky (FCE, 1999:331), donde se señala la falla lógica, o paradoja de este planteamiento liberal, que revela muchos de los problemas que se viven en la actualidad en las comunidades peruanas donde no tiene éxito esta política:
Al promover la elección individual como el fundamento normativo de la acción financiada colectivamente, los teóricos de la elección pública excluyen de forma expresa cualquier otra noción del interés público. En esencia, las demandas individuales de bienes privados o colectivos tienen prioridad sobre las necesidades públicas cuando éstas no son percibidas o debidamente valuadas por la mayoría. El énfasis en la unanimidad en las comunidades locales unificadoras corre el riesgo de omitir las obligaciones hacia la comunidad más amplia y la negación de su influencia. Se pasa por alto la paradoja de que las necesidades de una acción pública son mayores en las áreas donde los recursos están menos disponibles para satisfacerlas. Equiparar la provisión pública legítima con la preferencia mayoritaria implica enteramente relegar muchas actividades con importantes exterioridades para la posición de los intereses minoritarios y el financiamiento privado. Esta construcción no sólo replantea el problema del gorrón (que en los textos tradicionales de finanzas públicas se resuelve mediante pagos obligatorios), sino también plantea la posibilidad de que el financiamiento deficiente de estas actividades, debido a la subestimación de beneficios no captados en la demanda efectiva, pudiera conducir a la ineficiencia económica. En un nivel práctico, la aplicación de la teoría de la elección pública podría contribuir a la degradación ambiental y la desintegración social.
¿Cuál es el impacto de los presupuestos participativos? ¿Las actividades o proyectos originados en ellos realmente satisfacen las necesidades de interés público, o sólo satisfacen el interés de una mayoría o minoría muy particular?

Estos temas están captando últimamente mi atención y creo que son fundamentales para explicar los procesos de desarrollo o estancamiento económico y social local de muchas de las comunidades del país.

Retomaré este tema con mayor frecuencia en los próximos artículos.



No hay comentarios.: