miércoles, mayo 28, 2008

Una reducción perversa de la pobreza

La primera vez que leí acerca de una reducción perversa de la desigualdad fue en uno de los clásicos estudios de Grade, acerca de lo que sucedió con la desigualdad durante y después del ajuste estructural de principios de los noventa. Lo que hubo fue una reducción de la desigualdad que penalizó el bienestar de los ricos.

Tomando prestada esta idea de aquel entonces podemos definir como una reducción perversa de la pobreza a aquella situación en la que la pobreza total es efectivamente reducida pero en un proceso que implica un aumento de la desigualdad. Este tema fue analizado por mi en varios artículos previos, a propósito de la medición de la pobreza para el 2006. De acuerdo con algunos escenarios postulados en otro artículo, sostengo que los escenarios menos deseables, por su ineficiencia desde el punto de vista social, son aquellos en el que se reduce la pobreza para algunos grupos poblacionales en cuestión pero se mantiene o incluso aumenta para otros distintos.

Esta último proceso de reducción de la pobreza, con más de 5 puntos porcentuales en un año, revela que la desigualdad ha seguido aumentando durante el 2007, haciendo que la reducción de la pobreza sea perversa porque ha contribuido con el aumento de la desigualdad. En efecto, sobre la base de datos publicada por el INEI, he podido construir la relación que existe entre la proporción más pobre de la población y la más rica (aparecen también otros ratios de interés), asi como el indice de Gini. Los resultados se presentan a continuación:

Como se puede apreciar, el ratio del percentil 90 respecto del 10 (el más rico del más pobre) indica un claro deterioro de la desigualdad que no lo para nadie. Este valor pasa de 6.57 en el 2004, a 7.03 en el 2006 y termina en 7.23 en el 2007. Esto quiere decir que mientras en el 2004, una persona ubicada en la frontera del 10% más rica ganaba 6.57 veces más que otra persona ubicada en la frontera del 10% de la población más pobre, en el 2007, este indicador aumentó a 7.23.

Por su parte, el ratio entre la población más pobre respecto de la población mediana (p50) nos indica que su ingreso (consumo) se está volviendo menos importante cada vez más. Esto señala con claridad que el ingreso de los más pobres se están deteriorando no sólo respecto de los más ricos sino de la población que se ubica a la mitad de la distribución (una vaga idea de la clase media). Algo que también es corroborado con el ratio entre la mediana de los ricos y la mediana de los pobres: este aumentó de 2.66 a 2.81 en el periodo bajo análisis.

El ratio p90/p50 es el único que muestra un comportamiento contracorriente. En efecto, este disminuye entre el 2006 y 2007 a niveles similares observados durante el 2004. Esto significa que en realidad, la clase media que anteriormente estaba empobrecida es la que ha visto mejorar su nivel de vida respecto de los más ricos, impactando en una ligera mejora de la desigualdad. Esto es algo que es capturado de alguna manera en el índice de Gini que muestra una leve mejora entre el 2006 y el 2007, pero que se sitúa en un nivel de desigualdad similar al observado durante el 2005.

En resumen, lo que los indicadores previamente reportados nos señalan es lo siguiente:

a) La mejora de la pobreza total al 2007 es de tipo perversa porque ha contribuido con un aumento de la desigualdad.
b) El aumento de la desigualdad se ha dado entre las poblaciones de la parte más baja de la distribución de los ingresos respecto de los más ricos.
c) Se aprecia una mejora relativa del nivel de consumo de las poblaciones de clase media, que anteriormente estaban empobrecidas, pero que en la actualidad han visto mejorar sus ingresos respecto de las poblaciones más ricas.

En el siguiente artículo presentaré el análisis incluyendo la versión por departamentos y por áreas urbana y rural.

3 comentarios:

Farid Matuk dijo...

Hola Raúl:

Debiera tener presente que la versión oficial de la desigualdad es que esta se ha reducido utilizando el FGT2, en la página 9 del Informe Técnico distribuido el lunes pasado dice:

2004 7.4
2005 7.6
2006 7.0
2007 5.8

En todo caso las rutinas de cómputo no estan completas para 2007, e inexistentes para 2006, 2005, y 2004.

Saludos, Farid

Raul Mauro dijo...

Que interesante cambio. El tema de la desigualdad fue el foco de la crítica en la medición del 2006 y ahora, esta es la que menos problemas parecería dar. Los datos que señalas, son una aproximación a la medición de la desigualdad pero únicamente entre los pobres. Es decir, de acuerdo con estos datos, los pobres estarían en situación más equitativa entre ellos, pero a la vez más inequitativa (por los datos que estimo del q90/q10) con respecto a los más ricos.

Farid Matuk dijo...

Hola Raúl:

En el último MMM publicado por el MEF, se vuelve a insistir en el tema de la reducción de la desigualdad; en la versión que ahora se tiene un crecimiento "pro pobre".

Saludos, Farid