domingo, marzo 29, 2009

G20 y la salida a la crisis global

Esta semana se reunirá el G20 en Londres para buscar una salida a la crisis. Los principios sobre los cuales se celebrará esta reunión ya están dados. Al menos, así lo manifiesta un comunicado preliminar presentado por Financial Times en su web, donde se establece que "la crisis global requiere una solución global". 

El G20 manifiesta asimismo lo siguiente: "Estamos comprometidos a restaurar el crecimiento ahora, resistir el proteccionismo, y reformar nuestros mercados e instituciones para el futuro... estamos comprometidos a asegurar que esta crisis no se repita". Su apuesta sigue siendo el capitalismo con "[...] una economía mundial abierta, basada en principios de mercado, regulación efectiva, e instituciones globales fuertes para asegurar una globalización sostenible con prosperidad creciente para todos".

No obstante, parece ser que la reforma fundamental será unicamente en el plano que ahora afecta al mundo desarrollado: el de la regulación financiera. Ello se deduce de las prioridades que cada uno de sus miembros manifiesta de antemano y que aparece reseñada igualmente en la web de FT. Yo he construido una tabla a partir de dicha información, y asumiendo que cada país representa un voto, veremos que sólo un punto tendría más del 50% de los votos: la reforma regulatoria. El segundo punto en importancia es la reforma del FMI, pero esta obtendría 45% de los votos. En el otro extremo aparecen el desmantelamiento de los paraísos fiscales con sólo el 20% de los votos y con igual importancia aparece la propuesta de un paquete de estímulo global.

Puestas las cosas así, no me queda sino señalar una de las mayores deficiencias de que las soluciones provengan de este espacio: su falta de representatividad. En efecto, el grupo de los 20 puede plantear buenas soluciones con buenas intenciones para el resto del mundo, pero no permite que el resto del mundo opine si estas son efectivamente saludables para si. O si estas son suficientes. 

En ese sentido el mejor espacio para discutir las propuestas es la ONU. Allí, todos los países pueden traer sus propuestas y armar grupos de trabajo para debatir las posibles soluciones para luego armar el consenso global. 

Y no se necesita buscar muchas novedades. En realidad muchas cuestiones ya se han propuesto en el pasado, pero ellas no han sido respetadas. Por ejemplo el compromiso de los países desarrollados de contribuir con el 0.7% de sus PIBs para el desarrollo de los países de ingresos medios y bajos. O la contribución a disminuir el riesgo de cambio climático. Entre otras propuestas más.

Esperemos pues que esta reunión del G20 sea más bien un preludio hacia una reunión más amplia para conseguir que el mundo entero sea partícipe y se logre una salida armónica de la crisis y con posibilidades de desarrollo económico, social y climático para todos.

1 comentario:

Felipe dijo...

El amigo americano ha llegado a Europa dispuesto a asumir su liderazgo natural sobre el viejo continente y cobrarse la factura por la ayuda recibida en la segunda guerra mundial. La epidemia económica generada por la banca de inversión americana quiere encontrar su vacuna en Europa y si es posible gratis.

http://felipe-palabrasenlibertad.blogspot.com/2009/04/el-amigo-americano-quiere-que-los.html