sábado, octubre 18, 2008

Bachelet, UNASUR y García

La radio FM Bolivia, recoge las palabras de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet declaradas hoy en ocasión de las reuniones de coordinación para la conformación del Parlamento Suramericano (énfasis mío):
Son muchas las tareas que UNASUR está llamada a promover, como parte también del esfuerzo latinoamericano y caribeño, pero creo que también UNASUR puede marcar una diferencia, así como creo que dimos un muy buen paso en tener en 48 horas una alta representación de jefes de Estado y jefes de Gobierno o representantes de alto nivel en Santiago frente a una crisis (boliviana), creo que también en esta crisis (financiera internacional) sea una oportunidad que nos permita consolidad nuestras democracias.
Luego de lo cual el presidente boliviano, Evo Morales, propuso crear un Banco del Sur, “con una visión diferente al Banco Mundial, para resolver los problemas sociales”. Para ello se podría disponer de las reservas internacionales que sólo están disponibles para hacer frente a desequilibrios en el tipo de cambio.

Creo que aunque simbólicos, los llamados de la presidenta de Chile y el presidente de Bolivia debieran ser dos objetivos próximos a concretar por América Latina y el Caribe. Este es un momento especial para UNASUR. Ya que estamos asistiendo, según Inmanuel Wallerstein, a una recomposición del damero de poder mundial en el cual cada uno de los países, ya sea del primer o tercer mundo, buscará obtener las cuotas de poder que quedarán liberadas por la pérdida de hegemonía de los Estados Unidos, como consecuencia de sus crisis económica y financiera.

Es interesante observar que los gritos de unificación frente a la crisis también han venido no sólo de Bachelet o Evo. Alan García ha dicho en esta sazón, esta boca es mía:
Estamos convencidos que como gobiernos tenemos la obligación y la posibilidad certera y clara de actuar en conjunto, concertadamente para evitar que esta crisis internacional afecte a los sectores más humildes, a los que menos tienen en nuestra región andina.
No sé si llamarlo lamentable, pero esta arenga sólo quedó en los oídos de quienes lo escucharon aquella vez con pertinente interés para el nivel de la CAN. Así que habría que ver si se tiene el mismo eco para espacios de mayor cobertura. Es probable que teniendo como telón de fondo la celebración de la APEC por nuestros lares, se pueda abordar este tema con cierto detenimiento dialogando con los países del primer mundo, y que Alan logre obtener un tanto una cuota de poder, sino quedará como un pavoneo más durante su gestión. 

Pero quien sabe. No sería la primera vez que Alan podría intentar algún tipo de alianza en una situación diametralmente distinta a la vivida a principios de su primer gobierno, cuando el FMI, el BM y Washington estaban más poderosos que nunca. Así que no le vendría mal revisar sus opciones para plantear un derrotero de desarrollo para la economía latinoamericana.

La necesidad de concretar una integración política, económica y social de la región es urgente. Unasur y el Banco del Sur son dos apuestas sólidas en ese sentido. Si no se establecen las bases de las mismas en este par de años que se piensa durará la recesión americana, surgirá un nuevo ciclo hegemónico que durará probablemente 150 o 200 años antes que ocurra una nueva crisis sistémica que obligue a una nueva recomposición.

¿Aprovecharemos la oportunidad?

No hay comentarios.: