viernes, noviembre 07, 2008

Un New Deal para el Perú

Aún no tengo claridad de cual es el nivel de recursos que tiene disponible nuestro país para afrontar la recesión económica de los próximos años. Sin embargo, habiendo escuchado hace unos minutos la intervención del Ministro de Economía ante el Congreso de la República, tengo la sensación de que hay oportunidad para que el Estado promueva un Nuevo Contrato con quienes habitan y operan en el Perú.

Este Nuevo Contrato debe proponer una política redistributiva y fiscal agresiva para afrontar los efectos negativos de la crisis y así evitar la pobreza y la miseria. Así como el ex presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt lo propuso en 1929 para levantar la economía americana de las cenizas de la recesión.

Es el mismo sentido que Paul Krugman expresa en su reciente artículo en el NYT, en su invocación al reciente presidente electo B. Obama para "hacer algo":
Ayudar a los más necesitados en un momento de crisis, mediante la ampliación de las prestaciones de salud y de desempleo, es el derecho moral que hay que hacer; es también una forma de estímulo económico mucho más eficaz que cortar el impuesto sobre las ganancias de capital. Prestar ayuda a los gobiernos estatales y locales atribulados, a fin de que puedan mantener los servicios públicos esenciales, es importante para quienes dependen de esos servicios, es también una manera de evitar las pérdidas de puestos de trabajo y limitar la profundidad de la depresión de la economía.

Por lo tanto, un serio programa progresivo - esto es un nuevo "New Deal" - no sólo es económicamente posible, es exactamente lo que necesita la economía.
Pero creo también que nuestros recursos no serán suficientes para afrontar más de un año de recesión global. Quizá no sólo necesitemos un New Deal interno, sino también un New Deal externo con nuestros principales socios comerciales y cooperantes. Necesitaremos algo así como un Plan Marshall para el Perú.

Sólo con una estrategia especial de negociación de parte de nuestros gobernantes que apele a la solidaridad global, nacional, regional y local, creo que tendremos el colchón necesario para pasar con éxito la recesión mundial y sus efectos.

No hay comentarios.: