miércoles, junio 20, 2007

Las mujeres compran más que antes

Una de las afirmaciones centrales del MMM 2008-2010 es que el actual dinamismo del crecimiento económico se encuentra explicado, junto con el aumento de las exportaciones, por el aumento de la demanda interna. Es probable que ello se deba a que las mujeres hayan aumentado su participación en el mercado, no sólo ofreciendo su fuerza de trabajo, sino también demandando más bienes y servicios. Esto implica que, teniendo una lectura algo antropológica y cultural, nuestra sociedad estaría dejando de ser menos 'machista' que en el reciente pasado. En algunos casos, la necesidad obliga. En otros, la educación los libera. Esto se desprende luego de revisar un estudio realizado por el Banco Mundial (con la colaboración del gobierno alemán y suizo) en más de 50 países en desarrollo, incluido el nuestro, donde se muestran datos interesantes de más de 120 indicadores de salud, nutrición y población (ver el estudio publicado en abril de este año aquí).

La sección que en particular llamó mi atención fue la que evalúa el estatus de la mujer (págs. 7, 17, 25 y 35) la cual contiene tres áreas de análisis: Toma de decisiones al interior del hogar, libertad de movimiento, otras áreas de toma de decisiones. Existen tres de los nueve indicadores que componen esta área, que impactan directamente en la demanda agregada de los hogares. Estos son:
  • Pueden hacer compras diarias para la casa: % de mujeres entre 15 y 49 años que pueden decidir por sí mismas o junto con otras personas las compras diarias para el hogar.
  • Pueden hacer compras mayores para la casa: % de mujeres entre 15 y 49 años que pueden decidir por sí mismas o junto con otras personas personas realizar las compras mayores para el hogar.
  • Pueden decidir cómo gastar su dinero: % de mujeres entre 15 y 49 años con trabajo remunerado que pueden decidir por sí mismas cómo gastar el dinero que ellas ganan.
Desafortunadamente, sólo puede evaluarse cambios en el último indicador, puesto que esta pregunta es la única que se incluyó repetidamente en las encuestas que sirven de base para las estimaciones (ENDES 2000 y ENDES 2006). A continuación el gráfico. Las cifras son porcentajes según las definiciones dadas arriba:


Nótese que el gráfico tiene una aproximación diferenciada según el quintil de riqueza al que pertenece cada mujer. La buena noticia de estos datos es que en todos los niveles el poder de decidir cómo gastar su dinero ha aumentado. En promedio, este porcentaje ha aumentado más de 15 puntos porcentuales, pasando de 63.7% en 1996 a 79% en el 2000. Es probable que a estas alturas del 2007 los porcentajes hayan aumentado aun más, impactando de manera considerable en el consumo interno de nuestra sociedad. Y si Invertia.com tiene razón, es probable que esto también explique el récord de morosidad bancaria que se ha alcanzado en la actualidad. Así que, una economía es más inteligente si promueve la equidad de los sexos en el mercado.

Pongo como anexo esta tabla que corresponde a la evaluación de la situación de la mujer peruana a nivel nacional en el año 2000. Datos estimados a partir de la ENDES del mismo año. Para otros países ver aquí.




No hay comentarios.: