miércoles, agosto 01, 2007

La aritmética de los pobres de Jaime Bayly

Vi el Francotirador este fin de semana y aprecié una buena hipótesis lanzada por Jaime Bayly sobre cuál sería el efecto neto del gobierno de Alan García sobre la pobreza en nuestro país. Esto lo hizo mientras entrevistaba a Mónica Delta, quien de paso ha sido la periodista preferida de Palacio de Gobierno durante la primera gestión de Alan García.

Veamos una transcripción que hice de la parte de la entrevista (en formato WMV) que llamó mi atención (énfasis mío con cursivas):
JB- ¿Está bien lo que ha dicho de las promesas?, ¿Del 30% de pobres? y eso al final de su mandato, no?
MD- Yo creo que es una..., ojalá que lo, que lo cumpla.
JB- Si...
MD- Y yo creo que es una buena posibilidad para el país. Esta es la mejor oportunidad que tiene el país para...
JB- Si, va bien encaminado. Pero yo creo que debe pedir disculpas más todavía,
MD- ¿Por qué?
JB- ...y de rodillas!
MD- ¿Por qué?
JB- Bueno por lo que hizo en su primer gobierno porque entonces él, yo creo que el debería decir: "En mi primer gobierno, había tantos pobres cuando yo subí. Y cuando me fui, había taaantos más, ¿no?"
MD- Claro
JB-... tantos más.
MD- Claro.
JB- Y ahora si a esos tantos más les descontamos los menos pobres que va a haber en su segundo gobierno vamos a ver si todavía hay más pobres o menos pobres. ¿Me explico esa operación aritmética que he hecho?
MD- La verdad que te entendí poco...
JB- Por quéeeee... (risas) cuánto aumentó la pobreza en su primer gobierno y cuánto disminuyó en su segundo y si sale ganando o perdiendo.
MD- Yo creo que...
JB- Todavía sale perdiendo...
MD- ¿Sale perdiendo?
JB- Yo digo que todavía sale perdiendo.
MD- Bueno todavía tiene posibilidades hasta el 2008. Ojalá que cumpla todo lo que ha dicho.
JB- Ojalá.
MD- De verdad que sí.
Me propuse probar la hipótesis de Jaime Bayly, que aunque no lo admiro mucho como escritor, si creo que es un excelente entrevistador político.

Tomando los datos pertinentes de población de la Memoria del BCRP (en miles de personas) y los porcentajes de pobreza de Cuánto (correspondientes al periodo en que gobernó Alan entre 1985 y 1989), y por supuesto, los porcentajes de pobreza recientes publicados por el INEI y los objetivos a alcanzar que plantea el actual gobierno tenemos lo siguiente:

Tenías razón Jaime, si Alan García cumple con su objetivo de reducir el porcentaje de pobreza al 30%, debido al efecto poblacional, el número de pobres al final de su gobierno será mayor que el que recibió en 1985. El incremento neto habrá sido de aproximadamente 990 mil personas más que a principios de su primer gobierno.

Lo mismo no sucede, en cambio, con el número de pobres extremos. Hay una reducción neta de 580 mil personas. Debo señalar sin embargo que Alan García no pronunció un objetivo de reducción de la pobreza extrema en su discurso de 28 de julio. Pero asumí una reducción similar a la propuesta para el caso del porcentaje de pobres, en alrededor del 38.4%. Si eso es así, la meta a alcanzar sería de 9.92% (un poco menos del 10% si se quiere). El saldo, una reducción neta del número de pobres extremos al término de su segundo gobierno.

Antes de llegar a la conclusión de este artículo debo señalar que en realidad Jaime formuló una segunda hipótesis sin querer, luego que intentara explicar a Mónica su operación aritmética. La primera hipótesis trata acerca de cuál es el resultado final en el número de pobres. La segunda trata de comparar el aumento de pobres del primer gobierno versus la reducción de pobres del segundo gobierno. La primera es una idea de stock mientras que la segunda es una de flujo. Esta es una diferencia fundamental que cualquier economista trata de dominar. Va el cuadrito que grafica esta idea y que demuestra que aquí Bayly tenía mucha razón en ambas categorías. Hay un flujo neto positivo de pobres (casi un millón y medio de personas) y un flujo neto positivo de más pobres extremos (casi un millón):


En conclusión, tanto en la idea de stock como de flujo de pobres, Jaime Bayly tiene gran parte de razón. Aumentará el número de pobres totales y habrá un saldo neto en favor de una mayor pobreza lo que significa que la meta del actual gobierno es insuficiente. Lo único que podrá argumentar la actual administración en su favor es que al término de su segundo mandato habrán menos pobres extremos que en el primero.

En cualquiera de los escenarios, por supuesto, es un Perú entero todavía por ver en el 2011. ¿Son las metas de 30% y 10% alcanzables? No lo creo sinceramente. Pero, en eso estamos todos, gobierno, sociedad y ayudas extras, comprometidos en resolver el problema de la pobreza, más allá de cualquier bandera política.

-------------------------------------------------------------------------
Notas:
  • La población 1985-2006 fue tomada de la Memoria Anual 2006 del BCRP.
  • La población del 2011 fue tomada del INEI (2002) Boletín Especial # 15.
  • Los porcentajes de pobreza 1985 y 1991 fueron tomados del Instituto Cuánto. No hubo medición de la pobreza ni en 1989 ni en 1990 por la época de crisis y violencia que se vivía en esos años, lo que hacía imposible hacer cualquier estudio de campo de esa naturaleza.
  • Los porcentajes de pobreza de 2006 ha sido tomado del reciente informe de pobreza del INEI y el 30% es tomado como meta por el último discurso presidencial.

No hay comentarios.: