lunes, diciembre 22, 2008

Tomando más deuda en vez de impuestos

¿Cuál es la mejor forma de financiar al fisco, deuda o impuestos? La respuesta natural debiera ser la segunda opción. Sin embargo, mientras que el Perú siga dependiendo de la buena voluntad de las empresas, continuará con su programa de endeudamiento ante el Banco Mundial (o cualquier otra fuente) para "fortalecer la gestión fiscal y su competitividad", a pesar de que las condiciones económicas mundiales van a jugar en contra en los próximos años.

El préstamo se ha realizado a una tasa libor más un corto margen para pagar a 35 años. 

Las principales reformas que se financian con estos recursos son:
  • La utilización de herramientas para la presupuestación basada en resultados;
  • La implementación del Fondo de Promoción a la Inversión Pública Regional y Local (FONIPREL);
  • La consolidación de la cuenta única de tesoro;
  • El apoyo a las micro y pequeñas empresas en acceso a financiamiento;
  • La simplificación de los requisitos y procedimientos para cumplir las obligaciones tributarias, y
  • La facilitación del aumento del stock de capital de la economía a través de asociaciones público-privadas, la apertura comercial y los avances en el sistema de gobierno electrónico.
Lo más interesante de este préstamo es que se la ha otorgado en medio de declaraciones como las siguientes:
La iniciativa contribuirá a una mayor eficacia y eficiencia del gasto público, aspecto clave para que el círculo virtuoso del crecimiento continúe. Con un gasto más eficiente se pueden generar ahorros presupuestarios y destinarlos a programas de alivio de la pobreza, que promuevan el desarrollo del capital humano y actúen como redes de seguridad social para los grupos más vulnerables

El financiamiento adicional aprobado hoy garantiza, además, el logro de dichos objetivos inclusive si las condiciones externas se deterioran aún más
En general creo que las reformas que se están realizando son importantes. Sin embargo, estas no tendrían porque depender exclusivamente del financiamiento externo. El Estado peruano debiera asumir la entereza de aplicar impuestos como por ejemplo a los productos suntuarios para obtener recursos adicionales que son y serán cada vez más escasos en épocas como las que se avecinan por la crisis económica internacional.

El problema es que este es un paquete de 4 al hilo diremos, que de alguna manera ya parece estar comprometido, pero en vez de tratar de asegurarnos que no se aumente el flujo de endeudamiento, lo que se ha negociado es una expansión del mismo.

Muy mal para mi opinión.



No hay comentarios.: