lunes, septiembre 24, 2007

Buenas noticias desde La Oroya

Según la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente, existen dos motivos para congratularse por "el avance hacia una efectiva protección de las personas en la ciudad" de la Oroya:
  1. El reconocimiento de la gravedad de afectación de los derechos humanos (pdf) de la población que vive en La Oroya por causa de la contaminación de la minera de Doe Run por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Por ello, la CIDH ha solicitado al gobierno peruano que implemente medidas cautelares de urgencia para proteger la vida de pobladores de la Oroya víctimas de la contaminación.
  2. La imposición de una multa de 210 UIT (casi un cuarto de millón de US$ o tres cuartos de millón de soles) a la empresa Doe Run por incurrir en cuatro infracciones graves y una simple al medio ambiente (pdf). Aunque ya se habían impuesto otras multas a esta empresa, esta es una de las más importantes lo que ha provocado que la empresa anuncie, por lo pronto, la inversión en una planta de tratamiento de ácido sulfúrico para el tratamiento del circuito del cobre a un costo de US$ 71 millones que garantizarían una reducción efectiva de sus emisiones contaminantes.
Desde este sencillo blog, saludo la importancia de este avance en el respeto por la vida de estos pobladores y sus respectivas familias, la que está resultando exitosa gracias al avance conjunto de las organizaciones internacionales y de la política del Estado.

--------------------
Gráfico tomado de aida-americas.org

1 comentario:

garauzo@email dijo...

CONTAMINACIÓN DE LA OROYA

La Blacksmith Institute los años 2006 y 2007 han realizado investigaciones sobre las ciudades más contaminadas del mundo y llegó a la conclusión que la Oroya se halla entre las 10 ciudades más contaminadas del mundo y Environmental Graffiti el 2008 lo considera como una las 5 ciudades más contaminadas también del mundo; han sido muy benévolas; de acuerdo a mis investigaciones de varios años que vengo difundiendo, la Oroya es la más contaminada del Perú, América latina y también del mundo y cada vez se está contaminando más: plomo en sangre en niños de la Oroya Antigua 53.7 ug/dl (DIGESA 1999) embarazadas 39.49 ug/dl (UNES 2000), niños al nacer 19.06 ug/dl, puérperas 319 ug/100 gramos de placenta (Castro 2003) y 39 ug/dl en trabajadores (Doe Run 2003). Máximo aceptado de plomo en sangre 10 ug/dl;actualmente la Academia de Pediatría de USA considera como máximo permitido 0 ug/ dl. También es fuente de contaminación el plomo que se halla concentrado en el suelo; se estima que en el suelo de la Oroya el plomo tiene una concentración de 50,000 patículas por millón / kg de suelo; máximo permitido entre 300 a 400.
Cuando la Oroya estaba en manos de Centromin eliminaba solamente por la chimenea más grande de 167.500 metros de altura en promedio por día y toneladas: bióxido de azufre 1000, plomo 2500, arsénico 2500, cadmio 80, material particulado 50 y así sucesivamente, más 24,000 de gases tóxicos producto de la combustión incompleta del carbón, sin contar lo que se elimina por el incinerador industrial y por las 94 chimeneas pequeñas que se calcula 15,000 (PAMA El Complejo Metalúrgico de la Oroya, 1996): suman en total 45,000 toneladas día.
Doe Run envía cada 3 meses las concentraciones de los metales pesados al Ministerio de Energía y Minas y con estos datos Cederstav ha demostrado que la contaminación se ha incrementado; por ejemplo el bióxido de azufre se ha elevado a cerca del 300% por aumento de la producción (Cerderstav. La Oroya no Espera, 2002)
La Asociación Interamericana del Ambiente dice que la calidad ambiental de la Oroya se ha deteriorado severamente desde que Doe Run se hizo cargo y la misma empresa declara que las concentraciones de los gases de metales pesados se ha incrementado en el aire: plomo 1160 %, cadmio 1990 % y arsénico 606 % (Portugal C y Cols. Los Humos de Doe Run, 2003)